MENU

Monstruos con clase: una experiencia ClassDojo en Infantil 5 años

9 noviembre, 2018 • Infantil 5 años

img_9439.jpgEn agosto de 2011, un par de británicos llamados Sam Chaudhary y Liam Don abrieron las puertas del juego web que habían estado creando durante los meses anteriores: ClassDojo, del que seguramente conocerás como plataforma de gestión del aula en la que participan tanto estudiantes como profesores, además de padres. Hoy en día es una de las herramientas de gamificación educativa que más éxito está teniendo en todo el planeta; fíjate que en septiembre de 2015 superó los 35 millones de usuarios en todo el mundo.

El objetivo de ClassDojo es permitir al profesor administrar un aula escolar en base a puntuaciones sobre el comportamiento de los chavales, ofreciendo una interfaz abierta, muy atractiva y sencilla de usar y que, además, es personalizable a las necesidades de cada clase, materia y profesor. Si un alumno hace un trabajo brillante ganará puntos; por contra, si molesta a los compañeros, podremos restárselos a su cuenta. Y esto son sólo un par de ejemplos: en ClassDojo, el docente es el que decide qué suma, qué resta y en qué cuantías, y, por supuesto, de él depende la asignación de todos estos puntos.

Aunque ClassDojo es un juego virtual, en nuestra aula, hemos realizado una versión particular de ClassDojo que os queremos presentar: Monstruos con clase.img_9440.jpg

Los alumnos y alumnas de Infantil de 5 años han creado cada uno un monstruo personal, que han pintado, recortado y puesto nombre: Regino, Medusa, Zopaga, Tili, Clavos, Flavi… Tras la creación del monstruo, hicimos un pequeño teatro en una sesión de tutoría donde les explicamos que el Mago Merlín había “desorientado” a los monstruos y no sabían hacer prácticamente nada. Los niños pasan a ser los cuidadores de los monstruos, para enseñarles normas concretas (ya que los monstruos gritan, empujan, insultan, pellizcan, etc.).

Los alumnos querían monstruos con clase, que sepan comportarse, por eso los cuidadores son los que tienen que dar ejemplo. Si como cuidadores decimos palabras mágicas (gracias, por favor, perdón…), nos portamos bien, vamos andando y hablamos bajito en clase… nuestro monstruo está bien cuidado, le da hambre y puede comer. Si por el contrario decimos palabrotas, nos peleamos o corremos y gritamos en clase nuestro monstruo pierde comida.

El sistema de puntos digitales lo hemos sustituido por garbanzos, habichuelas y azuki, de manera que los monstruos van ganando legumbres (se meten en la caja de cerillas de cada monstruo)

comSi los cuidadores hacen bien su trabajo (con su comportamiento) los monstruos llenan su caja de cerillas con comida, si no hacen bien su trabajo (y se comportan regular) los monstruos pierden comida de su caja. Cuando las cajas están casi llenas pueden canjearlas por poderes (cerillas, estrellas de purpurina y bolitas de colores). Llevamos un par de semanas con la ClassDojo funcionando y veo al grupo muy entusiasmado. A veces hasta son conscientes de que tienen que quitarle comida al monstruo porque reconocen que se han portado mal en algo.

Me ha parecido interesante que cada niño sepa la cantidad de legumbres que tiene su monstruo (así no hay competitividad con los demás), por eso decidí que cada niño metiera sus logros en la caja de cerillas, para que compita consigo mismo en mejorar algún punto de su comportamiento.

También hemos pensado entre todos que al final de la semana, entre todos los cuidadores elijamos el monstruo que mejor ha sido cuidado durante la semana, y hemos creado EL MONSTRUO DE LA SEMANA.image-3.jpg

 

Bueno, no me enrollo más, tan sólo deciros que dentro de unos días, los monstruos se van a ir un fin de semana a casa de cada niño, cada uno llevará el suyo colgado con alguna norma que su papá o su mamá en casa quieran potenciar (recoger el cuarto, vestirse sólo, poner la mesa, dejar la Tablet, no pelearse con los hermanos, etc.). Más adelante os mandaremos unas fotos de los monstruos saliendo por Priego.

Nuestro alumno Pablo, de la clase de 5 años, dice que ahora en vez de ser una clase de monstruos, somos unos monstruos con clase, que no es lo mismo…

call

Ilustración 1 Panel de aula

cajj2

Ilustración 2 Bote de legumbres

« »